¿Quiénes somos?

Somos una organización no gubernamental peruana sin fines de lucro que trabaja desde el enfoque del empoderamiento anclado en la igualdad de género y los derechos humanos en comunidades con menos privilegios. Facilitamos a las personas de la comunidad el desarrollo de sus dones y habilidades, favoreciendo la resiliencia, las relaciones sin violencia, el respeto a la naturaleza y el conocimiento de la historia y la cultura donde se enmarca la comunidad.

previous arrow
next arrow
Slider

Nuestra Historia

En octubre de 2014, luego de haber terminado una investigación sobre resiliencia en migrantes internos en Alto Trujillo, la fundadora, Lourdes Cabel, decidió realizar una chocolatada para los más de 500 niños y niñas de la zona. Esto convocó a diversas amistades y conocidos locales e internacionales que hicieron posible esta celebración navideña.

Tras el éxito del evento y al conocer la realidad de las personas que viven en las áreas externas de la ciudad, diversxs amigxs buscaron continuar trabajando y formar una organización sin fines de lucro local. Para el 2015 se formó la primera junta con una diversidad de profesionales y lideresas sociales que dieron los primeros pasos en la solidificación de este sueño. Uno de los pasos más importantes fue encontrar el nombre adecuado, aquel que represente nuestro trabajo y visión. Por ello después de varios intercambios de ideas y búsquedas se decidió rescatar nuestra cultura milenaria y emplear el quechua, así como el mensaje que nuestro nombre debería llevar. Sayariy es un término quechua que al traducirse al español es “resurgir, ponerse de pie, pararse”. Es por esto que nuestro nombre es Sayariy- Resurgiendo.

Para iniciar las actividades se recorrieron distritos como El Milagro, La Esperanza, El Porvenir y Alto Salaverry, optando por iniciar trabajos en el distrito de El Porvenir. Así llegamos a la zona de Nuevo Libertadores en Octubre del 2015, fecha desde la cual se viene trabajando dentro de este espacio con actividades específicas que buscan empoderar a la comunidad en general y lograr así que sus primeros años en la ciudad no sean tan complicados y puedan salir adelante siempre orgullosos.